Tener un sitio web es, hoy en día, más que una opción, una condición necesaria sin la cual prácticamente no podríamos existir como empresa. Es nuestra tarjeta de visita de cara al mundo digital, la forma que tenemos de lanzar contenido para nuestros potenciales clientes, representa nuestra imagen como marca y define nuestra estrategia y nuestros valores.

Al margen, por descontado, de canalizar las ventas y generar fidelización de nuestros clientes. Queda claro que, en este estado de cosas, una de las principales preocupaciones que deberíamos tener es tener nuestro sitio web actualizado y con una imagen dinámica y moderna.

Por ello, repasaremos brevemente, siete casos en los que imperativamente deberíamos proceder a un rediseño de la web si no queremos que, en vez de una herramienta para aumentar nuestras ventas, sea la causa de entrar en pérdidas.

Está diseñado en Flash

Hace solo unos años, la mayoría de los sitios impactantes estaban diseñados en Flash. Los tiempos han cambiado mucho y, hoy en día, hay muy poderosas razones para no tener una web programada en flash:

  • Los dispositivos móviles no son compatibles con él.
  • Los motores de búsqueda no lo pueden leer y, en consecuencia, no posicionan las páginas programadas en Flash.
  • Los usuarios tiene que instalarse un plugin para poder ver el contenido (lo que dificulta la experiencia de usuario).

Si lo que queremos es una web con animaciones espectaculares e interacciones, el HTML5, compatible con todos los navegadores y dispositivos,  es nuestra solución. Los últimos estudios revelan que el 86% de los compradores está dispuesto a pagar más por una mejor experiencia de cliente; si mejoramos la de nuestro  sitio web es evidente que se traducirá en mayores ingresos.

Estamos mal posicionados en buscadores

Los buscadores están cambiando constantemente sus algoritmos, por lo que antes valía para posicionar (rellenar de palabras clave las páginas) hoy no garantiza ningún resultado. Hopy día es mucho más importante tener contenido original y de calidad en el sitio web para posicionar bien.

(Re) diseñar una web prestando atención al SEO y al contenido incorporado hará que nuestros clientes potenciales tengan más facilidad para encontrarnos y no olvidemos que el 93% de las compras online comienzan con una consulta en buscadores

No es responsive y no funciona bien en dispositivos móviles

Cada vez se llevan a cabo más búsquedas de desde dispositivos móviles (más del 50% en búsquedas locales) con lo que una web no adaptada a estos dispositivos estará perdiendo más de la mitad de los clientes potenciales.

Además, desde el pasado 21 de Abril, si nuestra web no es responsive posicionará peor que als que sí lo son. Creo que no es necesario decir nada más en este sentido.

Carga con demasiada lentitud

La mitad de los consumidores esperan que una página web cargue en dos segundos o menos y un 40% abandonará cualquier web que tarde más de 3 segundos en cargar.

SI nuestra web no cumple con estas cifras debemos acometer un rediseño de inmediato. De otro modo estaremos perdiendo un 40% de posibilidades de crecimiento y no es eso lo que queremos exactamente cuando tenemos una web.

Es difícil de actualizar

Es vital mantener el contenido de cada web actualizado y al día. Si para hacerlo tenemos que contratar a un desarrollador web no estamos aprovechando todas las ventajas de los sistemas actuales de gestión de contenidos.

Estos sistemas han mejorado drásticamente en los últimos años, y son tan fáciles de usar, que no plantean mayores problemas a la hora de actualizar información o subir un post.

Cuestión distinta son las labores de mantenimiento web, actualizaciones dl sistema, copias de seguridad y ampliaciones (landing pages, etc…) para lo que es altamente recomendable contar con un profesional que, por una módica cantidad al mes, nos libere de esas tareas repetitivas y más complejas.

Se ve viejo y anticuado

Las tendencias de diseño web cambian a una velocidad de vértigo y algunos sitios web con dos o tres años pueden parecer absolutamente anticuados y desfasados.

Hoy en día los diseños limpios y la navegación fácil están de moda, colores planos y efectos sencillos pero efectivos. SI nuestro sitio web no se ajusta a este paradigma, es el momento de cambiarlo.

Y aunque se vea bien y “más o menos pasable”, cuidado con la falta de actualización de la información que mostramos. Un copyright de 2009 o un teléfono que no existe hablará muy mal acerca de nuestro cuidado por los detalles.

Tenemos altos porcentajes de abandono

Si nuestros visitantes no se están convirtiendo en clientes potenciales o ventas en una tasa razonable, tenemos un problema. Eso significa que no encuentran nuestro sitio útil y se están yendo a buscar a otro lado.

Debemos tener muy presente a la hora de diseñar y mantener nuestro sitio web qué es lo que espera nuestro potencial cliente encontrar en él y centrarnos en dárselo de una manera rápida, cómoda y sencilla para él.

#fun4DJ #fun4Break #fun4WebDesign

Diseño web