Adapta tu marketing para lograr engagement

La cantidad de información que fluye hoy en día, que raya a veces en la intoxicación y las distintas plataformas existentes para comunicar provocan, en la mayoría de las ocasiones, un déficit de atención por parte del público al que queremos dirigir nuestros mensajes de marketing que dificulta el conseguir captar su interés.

Para tratar de centrar nuestras campañas al máximo posible y que podamos generar el engagement que nos facilitará la conversión de ese público en clientes y, más adelante en fans, hay una serie de factores, que repasamos a continuación, que no deberíamos descuidar en nuestro plan de marketing. No son los únicos, por supuesto, pero cuidándolos estaremos más cerca de alcanzar nuestro objetivo final: el cliente.

Adaptación

Debe ser la primera premisa para conseguir el ansiado engagement mediante el marketing: dirigirnos a nuestro público objetivo en sus propios términos. Inundarles de archivos, folletos o correos es lo opuesto a lo que esperan recibir. Deberemos adaptar nuestra cadencia de información a la que ellos quieren recibir, en el momento que la necesitan, a través del dispositivo que deciden y sobre los temas que son importantes para ellos. Toda nuestra estrategia debe ser diseñada pensando en lo que quieren nuestros clientes, no en nuestras intenciones.

Segmentar por comportamiento

Frente a la tradicional segmentación demográfica, en función de aspectos tales como edad, sexo o raza, la segmentación por comportamiento tiene en cuenta factores que influyen más profundamente en la decisión de compra de nuestros potenciales clientes como al basarse en lo que hacen frente a lo que son. Muy por encima del hecho de que se sea hombre o mujer, por poner un ejemplo, están las aficiones, gustos o hobbies que se puedan tener. Pensemos a qué segmento queremos dirigirnos para adaptar el mensaje a nuestros destinatarios en función de lo que hacen, no de lo que son.

Continuidad en el tiempo

Las relaciones más fuertes de la vida son las de largo recorrido.  Familia, amigos, vecinos o compañeros de trabajo se mantienen durante años porque son relaciones entendidas “a largo plazo”. En el marketing es lo mismo. Debemos tratar de establecer relaciones duraderas en el tiempo. Es difícil, pero no imposible. Trabajar bien la fidelidad de nuestros clientes teniendo siempre una mentalidad amplia en el tiempo es vital de cara a conseguir clientes de por vida.

Utilizar el mismo canal

Nuestros clientes, hoy en día, utilizan la multicanalidad para acceder a todo tipo de contenidos y estar al día de lo que les interesa. Estar en todos ellos es una labor prácticamente imposible, dado el gran abanico existente. Deberemos centrarnos en aquellos que utiliza nuestro público objetivo de manera mayoritaria (normalmente son tres o cuatro, no más) para emplearlos en la comunicación de nuestros mensajes. Partiendo de un mismo perfil de marca, previamente definido en nuestra estrategia de marketing, la adaptación a las singularidades de cada canal es fundamental de cara a conectar con nuestros clientes allá donde se encuentren. Son ellos quienes deciden dónde se hacen los negocios, no nosotros.

Orientación a objetivos

Determinar nuestro objetivo principal y orientar todas nuestras acciones hacia él. Dependiendo de la meta que nos hayamos fijado el enfoque que le daremos a nuestros mensajes de marketing será distinto y orientado a esa necesidad concreta.

Medición constante

Debemos ser capaces de establecer una estrategia de comunicación y marketing que tenga unos objetivos claramente medibles. No solo alcanzables (obvio) sino también medibles. Será la única manera que tendremos de saber si nos estamos acercando a ellos o incluso de si los hemos alcanzado. Si no se pueden medir, es posible que no sea rentable hacerlo. Deberemos conocer el recorrido que tenemos hasta llegar a nuestra meta.

Velocidad digital

En este mundo hiperconectado en el que la velocidad se mueve a velocidades de vértigo y en cantidades desconocidas hasta ahora, todo fluye, cambia y se reorienta casi de manera constante. Debemos ser lo suficientemente rápidos para poder adaptar nuestros contenidos a esos cambios constantes, responder a las demandas del mercado e implementar los cambios necesarios. Y, a la vez, ser capaces de mantener la escucha, la medición, la interacción y la adaptación continua. Bienvenidos al siglo XXI, en el que el vértigo marca el ritmo.

#fun4DJ #fun4Break #fun4Marketing

Marketing engagement

Marketing engagement

Por |2016-10-12T20:25:19+00:00noviembre 20th, 2014|#fun4Break, Blog|No hay comentarios

About the autor:

#fun4DJ & CEO en fun4Shoppers || Digital Marketing - Social Media - Web Design - Events&Music - fun4CiberSecurity - Geek & Knowmad || En constante aprendizaje en un mundo en el que lo que hoy vale, mañana está obsoleto - Huyo de los jetas, de los vendedores de humo y de quienes pretenden aparentar - Si necesitas algo de mí, tan solo pídemelo - Creo en las personas - Always searching #PureLife - Si me dices ven, lo dejo todo

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.