Aspectos imprescindibles en una web

Decir que el mundo es digital es, a estas alturas de la película, una absoluta obviedad. El entorno digital sigue ganando enteros a velocidad de vértigo y hoy en día prácticamente todo lo hacemos por internet. Vale, no podemos ir al gimnasio por internet ni, afortunadamente, tener sexo digitalmente (¡hay temas en los que el 1.0 siempre será superior!, aunque ese es otro debate y no me quiero liar), pero la mayoría del resto de interacciones con lo que nos rodea las llevamos a cabo con una pantalla de por medio: nos interrelacionamos de forma digital (redes sociales, mensajería, chats…), compramos productos y servicios a través de nuestros dispositivos, nos informamos en la red, vemos televisión y cine en internet, pagamos nuestros impuestos, gestionamos nuestras cuentas bancarias… ¡Casi podríamos vivir sin salir de casa!

Aspectos imprescindibles en una webEn este escenario, no cabe la menor duda de que nuestro mundo, o nuestra sociedad, es digital y es en ese entorno en el que nos debemos mover si tenemos un negocio del tipo que sea: si no estamos en internet, sencillamente no existimos.

No solo estar por estar, ¡claro!. Debemos estar, debemos interactuar, debemos facilitar que nos encuentren, debemos demostrar que somos profesionales, debemos ser capaces de ofrecer el máximo de nosotros y nuestros productos/servicios a través de la red.

Como empresas/negocios/profesionales/establecimientos debemos, por tanto, estar en la red. No hay opción a no estar, a no tener una web en la que centralizar todas nuestras acciones de marketing y publicidad. Pero también, y cada vez más, como personas físicas. Las webs personales están en auge también y se utilizan para darse a conocer al mundo entero, ganando posiciones cada vez más frente a perfiles en redes, por muy específicas que sean. Nuestra web es, en ese sentido, nuestra tarjeta de visita. De hecho, las sustituirá, si no lo ha hecho ya, a muy corto plazo.

Vamos entonces a repasar, aunque ya lo hayamos hecho otras veces, algunos de los aspectos esenciales a la hora de “dar el salto” a la web. Son aspectos que deberíamos tener cubiertos siempre y en todo caso y, al reunirlos en un solo post, nos puede servir de check-list, tanto previo, antes de lanzar nuestra web, como de comprobación, si ya estamos en la red. Descuidar cualquiera de los puntos que repasaremos supondrá una presencia más débil en internet, una imagen poco profesional y, sin duda, perderemos efectividad a la hora de llegar a nuestros potenciales clientes.

Planificación

Evidentemente, debería ser lo primero. Nunca deberíamos hacer nada si no es previamente estudiado, pensado y valorado. Lanzar una web tampoco.

Debemos saber qué queremos conseguir con nuestra web, cual es nuestro púbico objetivo, definir la información que queremos trasladar, saber si venderemos online o no, decidir las redes sociales en las que tendremos presencia, si llevaremos internamente el mantenimiento de web y redes o lo externalizaremos, si tendrá un blog o no, cada cuánto se actualizará la información, … Son muchas las preguntas que deberíamos responder antes de lanzarnos a publicar una web a lo loco, desestructurada y con información a medias.

Nombre de dominio

Elegir un nombre de dominio (dirección web o URL) es más importante de lo que parece. Idealmente debería servir para identificarnos de manera automática (utilizando o incluyendo nuestro nombre comercial), incluir el objeto de nuestro negocio y que, además, sea fácil de recordar.

En este sentido, nuestra recomendación es que se opte por el nombre comercial. La tentación de coger un dominio que encaje con el negocio es grande, pero, aunque sirva (o pueda ayudar, mejor dicho) para posicionar mejor, no hará nada en favor de nuestro branding personal.

Hemos visto errores “de libro” de negocios que han tirado por la borda el branding que habían estado trabajando durante años cambiando su dominio por uno de segundo nivel, pero que recogía alguna de sus keywords. Mucho mejor www.nombredemiempresa.com que www.gafasdelujo.tk (por decir algo). Podrás posicionar mejor por esa búsqueda (gafas de lujo) pero nadie sabrá quién eres (además de que ese posicionamiento no está garantizado. Si no se trabaja la web bien, ni siquiera así posicionarás en los primeros lugares).

Elección del hosting/servidor

Tener un servidor lento significa que el tiempo de carga de tu sitio web será alto y tus potenciales clientes/visitas se irán antes de que hayan siquiera podido ver la web.

En internet el tiempo se mide en décimas de segundo (y en clics) y si la web no carga rápido, no solo tendremos menos vistas (al aumentar la tasa de rebote) sino que nuestro posicionamiento se verá también negativamente afectado.

Estructura de la web

La usabilidad es, también, fundamental a la hora de diseñar una web. Tener una estructura adecuada, con la información accesible sin que precise infinitos clics llegar a ella, mostrada sin distracciones al visitante y sin elementos intrusivos, garantizará una tasa de rebote reducida.

Con la cantidad de contenido online existente, los visitantes de un sitio web tienen poca o ninguna paciencia: si lo primero que ven cuando llegan a nuestra web es una página web desordenada, se habrán ido antes de que podamos ofrecerles nuestro contenido de valor.

Evidentemente, deberá estar orientada a dispositivos móviles. No solo orientada sino, y empieza a ser tendencia, incluso diseñada más con el móvil en mente que con una pantalla grande. No hace falta insistir más en este aspecto: una web no adaptada a móviles es como no tener web. No hay más.

Seguridad y mantenimiento

Los ciberataques se han convertido en el pan nuestro de cada día. La gran mayoría de ataques buscan explotar vulnerabilidades conocidas no parcheadas. Los “malos” están en permanente escaneo de IPs de todo el mundo en busca de puertas traseras, malas configuraciones y vulnerabilidades en los sistemas.

Algunos de los más graves (y mediáticos) incidentes de seguridad de los últimos tiempos han sido “facilitados” por deficiencias en el mantenimiento de los sistemas (Panama Papers, Yahoo, Ashley Madison,…)

Un correcto mantenimiento de los sistemas y webs, con actualizaciones constantes y las últimas versiones de lenguajes, plugins y plataformas, minimizará el riesgo que nuestra web o la empresa tenga alguna vulnerabilidad que pueda ser explotada.

Además, toda web debería, hoy en día, funcionar bajo https, para que los datos que sean capturados mediante los formularios viajen encriptados y, aunque la comunicación sea interceptada, estén a salvo de los ciberdelincuentes.

Por si fuera poco, una vez más, las páginas que utilizan https posicionan más arriba, al ser un factor de posicionamiento importante para Google.

SEO Aspectos imprescindibles en una webSEO

Casi en cada punto de los vistos hasta ahora hemos hablado de posicionamiento. Y es que hay muchísimos factores que afectan al SEO los que deben de tenerse en cuenta en un sitio web. Es, además, un proceso continuo que debe mantenerse en el tiempo para lograr resultados.

A pesar de ello, aún vemos infinidad de páginas (incluso recién lanzadas y diseñadas por supuestos expertos) en lo que el trabajo de SEO es nulo.

Lamentablemente con el SEO sucede lo mismo que con la adaptación a móviles: una web sin SEO es como no tener web. Así de sencillo. Si no nos encuentran en buscadores, ya podemos tener la página más atractiva de todo internet, que no la verá nadie.

Ninguna web debería ser lanzada sin, al menos, un mínimo trabajo de posicionamiento. Ninguna. De hecho, lo normal es que el mantenimiento de SEO fuera un must have de cualquier web.

Legal Web Compliance

Lo he dejado para el final, pero no por ello es lo menos importante. Al revés, debería ser una de las principales prioridades de cualquier web.

Igual que no se nos ocurriría circular con un coche sin matrículas o conducir sin carnet, no podemos tener una web sin cumplir con determinadas leyes que conllevan la redacción de determinados textos legales.

A pesar de ello, nos seguimos encontrando con muchísimas webs (casi diría que la mayoría) que no cuidan en absoluto este aspecto, con textos copiados o, directamente, sin ningún tipo de texto legal.

Aviso legal, política de privacidad y aviso y política de cookies deben estar presentes en cualquier web. Si, además, es e-commerce, unos términos y condiciones que regulen la compra venta de servicios o productos. No es que deban estar: es que son obligatorios. Por ley.

Y deben ser textos específicos, redactados en exclusiva para la web concreta. Tener textos legales copiados de otras webs, además de no ser ético en absoluto (al estar plagiando el trabajo de otras personas) puede dejarnos completamente indefensos si tenemos algún problema, denuncia o reclamación por parte de alguno de nuestros clientes/visitantes.

A diferencia de todos los anteriores, que son servicios que ofrecemos en fun4Shoppers, este aspecto no lo cubrimos, ya que es un tema específico que debe ser llevado por un abogado especialista en Derecho Digital o Tecnológico.

En todo caso, obviamente, nuestras webs salen todas con este extremo perfectamente cubierto con las máximas garantías, externalizando el cumplimiento legal de las mismas a, posiblemente, los mejores expertos en este campo: hiberus LEGALTECH.

#fun4DJ #fun4WebDesign #fun4CyberSec #fun4LegalWebCompliance

Foto1: Fondo de fotografía creado por Dashu83 - Freepik.com

Foto 2: Fondo de fotografía creado por Creativeart - Freepik.com

 

Por | 2017-09-07T15:15:21+00:00 septiembre 7th, 2017|Blog|No hay comentarios

About the autor:

#fun4DJ & CEO en fun4Shoppers || Digital Marketing – Social Media – Web Design – Events&Music – fun4CiberSecurity – Geek & Knowmad || En constante aprendizaje en un mundo en el que lo que hoy vale, mañana está obsoleto – Huyo de los jetas, de los vendedores de humo y de quienes pretenden aparentar – Si necesitas algo de mí, tan solo pídemelo – Creo en las personas – Always searching #PureLife – Si me dices ven, lo dejo todo

Deja un comentario