ATENCIÓN TODOS, CIERREN LAS PUERTAS! Hemos perdido un Follower!, de acá no sale nadie hasta que aparezca!!!

La frase anterior, un tuit publicado hace ya unos años, encierra una gran verdad. Al menos una gran verdad para una cantidad ingente de usuarios de la red de microblogging que viven permanentemente obsesionados con el número de seguidores que tienen.

No solo viven obsesionados con ese número sino que en sus timelines no dejan de publicar a diario el número de seguidores que no les siguen de vuelt