Desmontando 4 mitos sobre las RRSS: #SocialMediaMarketing

Las redes sociales forman parte de nuestro día a día. Es cada día más evidente la importancia que están adquiriendo en esta sociedad hiperconectada que estamos construyendo entre todos.

A pesar de ello no es infrecuente encontrarte con algunos escépticos que, tratando de negar la realidad, intentan aferrarse a un modo de vida más arcaico y menos relacional. Vamos a tratar de resumir, y desmontar, sus principales cuatro argumentos en contra de las redes sociales en general y del Social Media Marketing en particular.

“Las Redes Sociales son cosa de los jóvenes”

Si bien es cierto que las generaciones más jóvenes son muy activos en las redes sociales, lo que está claro es que no son los únicos usuarios.

De acuerdo con los más recientes estudios, el 55 por ciento de los usuarios de Twitter, el 65 por ciento de los usuarios de Facebook y el 79 por ciento de usuarios de LinkedIn tienen 35 años o más. Si bien a todos los que estamos en esa franja de edad nos encanta que se nos considere jóvenes (y lo seguimos siendo!!), parece claro que no solo la juventud, en el sentido literal del término utilizan las redes sociales. Es más, ese segmento de la población, el de 35 años o más, es el que más influencia tiene tanto en lo social como en la economía, al constituir el público objetivo ideal de cualquier empresa, por sus características socioeconómicas (asentados, con disponibilidad económica y con necesidades claras y definidas).

“Es imposible medir la rentabilidad de lo invertido”

Es una frase de lo más recurrente y que no deja de ser un malentendido bastante común. Las redes sociales están cambiando la forma en que nos comunicamos, conectando a personas que no necesariamente pueden hacerlo de otra manera. Gracias a ellas nuestra marca, empresa o establecimiento tiene el poder de llegar a cantidades ingentes de personas con un solo clic. Esto amplía el alcance de su marca para la conversión de clientes potenciales. Sin embargo, sin una estrategia claramente definida, medir el ROI puede ser complicado, aunque nunca imposible.

El 77 por ciento de los usuarios de internet, de acuerdo con un estudio de eMarketer, son más propensos a invertir su dinero en una empresa que utiliza las redes sociales. Por tanto, con una elección correcta de las plataformas en que movernos y unos contenidos atractivos para nuestros seguidores y potenciales clientes, nuestra marca o establecimiento aprovechará , en toda su extensión, los beneficios de las acciones emprendidas en redes sociales, con una perfecta medición de costes, resultados y rentabilidades.

“Las Redes Sociales son una moda pasajera”

La canción del verano es una moda pasajera. Las pulseras de goma son una moda pasajera. Las redes sociales no son una moda. Son una parte integral de nuestra vida cotidiana. A pesar de que están en constante evolución para mantenerse al día con el avance de la tecnología, no podemos considerarlas simplemente como una tendencia.

A la gente le encanta sentirse conectados unos con otros, ya sea con su familia, con sus amigos o con su famoso favorito. La naturaleza humana es así. Las redes sociales proporcionan a las marcas el poder para hacer lo mismo, estableciendo conexiones duraderas con clientes, personas influyentes, y seguidores por igual, dándoles la oportunidad de convertirles en fans y fidelizarles como admiradores de la marca.

Se puede perder el control de la marca

La idea de sumergirse por primera vez en las redes sociales puede ser un pensamiento aterrador para una empresa. Es un ambiente menos controlado, a priori, del que sestá habituado a trabajar. Un canal abierto al público permite que la gente opine, en sentido positivo o negativo, acerca de una determinada marca.

Nadie está exento de sufrir comentarios negativos o ataques hacia nuestra marca en redes sociales. Pero incluso en ese escenario, en principio desalentador, podemos y debemos ser capaces de darle la vuelta  al a tortilla y convertir esas amenazas en fortalezas, saliendo reforzada nuestra imagen de marca. Todo lo que necesitamos es un plan sólido de Social Media, una formación adecuada (o en su defecto, la delegación de la campaña en profesionales externos) y la debida diligencia. A medio y largo plazo, cualquier empresa se dará cuenta que la recompensa es mucho mayor que el riesgo.

Buenos días #fun4Shoppers. Las Redes Sociales son el presente. El escenario en que están nuestros clientes y, por tanto, el escenario en que debemos focalizar la mayor parte de nuestros esfuerzos de marketing.

#fun4DJ #fun4Break #fun4Marketing

Social Selling

Por |2016-10-12T20:25:21+00:00noviembre 4th, 2014|#fun4Break, Blog|1 comentario

About the autor:

#fun4DJ & CEO en fun4Shoppers || Digital Marketing - Social Media - Web Design - Events&Music - fun4CiberSecurity - Geek & Knowmad || En constante aprendizaje en un mundo en el que lo que hoy vale, mañana está obsoleto - Huyo de los jetas, de los vendedores de humo y de quienes pretenden aparentar - Si necesitas algo de mí, tan solo pídemelo - Creo en las personas - Always searching #PureLife - Si me dices ven, lo dejo todo

Un comentario

  1. SusanaCy 11/04/2014 en 2:06 pm - Responder

    Bien desmontados los mitos!! Lo que no es un mito y sí es muy conveniente es trabajarlas con eficacia, y para eso, no siendo profesionales como vosotros, se precisa de una fase previa de información y configuración de estrategia. Es muy muy importante trabajarlas bien para que ese ROI tenga sentido y empezar a ver resultados medibles, y para ello muchas veces lo mejor es confiarlo a quienes de verdad saben manejarse en el sector concreto, siendo importante evaluar antecedentes y cómo esos mismos profesionales se relacionan en la red. Que últimamente también llueve mucha oferta de gestión de redes que puede ser muy arriesgada.
    Enhorabuena, fun4Shoppers!! Gran trabajo el vuestro en aportación de contenido de calidad. No es nada de extrañar que tengáis tan fidelizados a vuestros clientes!

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.