Cuida el diseño de tu web: es tu carta de presentación

Sin lugar a dudas, la herramienta de marketing más potente que tenemos es, hoy en día, nuestra página web corporativa. Es nuestra casa, nuestro escaparate y el sitio en que debemos convencer a nuestro cliente.

Al margen de contar con un contenido que nos posicione y erija como expertos en nuestro sector y demuestre que, de verdad, sabemos de lo que hablamos, parece obvio que el diseño del mismo debería tener un papel destacado por ser primordial a la hora de cautivar a nuestros potenciales clientes.

En nuestro recorrido diario por el mundo digital, todos nos hemos encontrado con webs que no cargan bien, que son visualmente poco a tractivas o que no nos aportan nada. La consecuencia siempre es la misma: cerramos la pestaña y nos vamos a otro sitio.

Si no queremos que a nuestros visitantes les suceda algo similar, deberemos tener un sitio web que les cautive. Y es que, una web corporativa puede:

  • Ayudarnos a diferenciarnos de nuestros competidores
  • invitarles directamente a visitar a nuestros.

Hoy en día, cualquier titular de una web corporativa sabe que su público busca algo más que un lugar en el que informarse y/o hacer sus compras online. Busca una experiencia completa, única y altamente visual que les atraiga y deleite. Y ahí es donde un buen diseño web adquiere su verdadera dimensión.

Sólo existe una oportunidad para causar una buena primera impresión

Los visitantes de un sitio Web, la mayoría de las veces, deciden si quieren convertirse en nuestros clientes en una fracción de segundo. Justo el tiempo en que tardan en percibir lo que nuestro sitio web les transmite. Incluso sin que sean conscientes de que nos están juzgando.

Utilizar una imagen impactante, una frase perfecta que resuma nuestro producto o servicio o un diseño llamativo o inusual en pantalla pueden ser factores que determinen el éxito de nuestra web. Dale siempre una vuelta y trata de sorprender.

Cuanto mejor “primera impresión” se lleve, mayor será la probabilidad de que se queden en nuestra web y, a mayor tiempo en el sitio, mayor oportunidad de que acaben convirtiéndose en clientes.

Un buen diseño de un sitio web, sin duda, marca la diferencia a la hora de atraer y retener a los potenciales clientes.

Nuestra web corporativa debe ser un reflejo directo de nuestra empresa

Junto con esa importantísima primera impresión que un sitio web ofrece a sus visitantes, el diseño de nuestra web también les da una idea (percibida o real) de cómo es nuestra manera de trabajar, y cuál es la esencia de nuestra empresa. Un diseño web de mala calidad puede dar (y de hecho lo hará) a los visitantes la impresión de que los productos y/o servicios ofrecidos también son inferiores o de baja calidad.

Al contrario, un sitio web corporativo bien diseñado es una herramienta fundamental de cara a la construcción de confianza con nuestro potencial cliente. Y todos sabemos que la confianza es un componente vital y que influye decisivamente en el cierre de una venta.

Un sitio web bien estructurado y  con un fuerte componente visual crea un sentido de legitimidad y branding potente para nuestra empresa.

La web es el componente esencial de nuestra imagen comercial, de nuestra marca

Además de ser la más valiosa herramienta de marketing, nuestro sitio web debe servir para promocionar nuestra marca y potenciar nuestro branding.

El crear una imagen de marca potente, con alcance y un largo recorrido pasa, inevitablemente, por una web corporativa fresca, bien diseñada y con un componente visual perfectamente definido, en la línea con los valores que nuestra marca quiere transmitir.

Si bien esto es esencial en cualquier ámbito, adquiere mayor importancia si cabe en el lanzamiento de nuevos proyectos en los que resulta vital lograr una reputación positiva desde el primer momento.

¿Cuáles son mis opciones para construir el mejor sitio web corporativo?

Si queremos tener el mejor sitio web deberemos contar con un diseñador/desarrollador profesional. Su trabajo y experiencia le avalarán para ofrecernos la solución que mejor se adapte a nuestro caso concreto, y diseñará una web que se adapte como un guante a nuestras exigencias y a los valores que queremos transmitir como marca.

Además, este diseño web deberá no ser más que una parte dentro de una estrategia de marketing digital completa en la que, sí o sí, deberíamos involucrarnos para conseguir alcanzar los objetivos de conversión previamente definidos.

No es, lógicamente, la única opción (aunque sí la más recomendable). Si somos un poco “manitas” podemos diseñarnos una web en modo #DoItYourSelf que más o menos pueda cumplir lo necesario.

Plataformas como Wix, 1and1, o One son, por poner sólo tres ejemplos, son más o menos válidas para crear una web más o menos decente. Eso sí, siempre nos encontraremos con limitaciones a la hora de escoger las plantillas base, los colores o incluso la tipografía o la posibilidad de incluir nuestro logo.

En todo caso, el viejo dicho de que “lo barato sale caro” es más cierto que nunca en el mundo del diseño web y, cuando nos encontremos con esas limitaciones o con que nuestra web auto-diseñada no se parece en nada a la que teníamos en mente, empezaremos a preguntarnos por qué no hemos recurrido a un profesional desde el primer momento.

#fun4DJ #fun4Blog #fun4WebDesign

Web Design

Por |2016-10-12T20:24:57+00:00enero 20th, 2016|#fun4Break, Blog|3 Comentarios

About the autor:

#fun4DJ & CEO en fun4Shoppers || Digital Marketing - Social Media - Web Design - Events&Music - fun4CiberSecurity - Geek & Knowmad || En constante aprendizaje en un mundo en el que lo que hoy vale, mañana está obsoleto - Huyo de los jetas, de los vendedores de humo y de quienes pretenden aparentar - Si necesitas algo de mí, tan solo pídemelo - Creo en las personas - Always searching #PureLife - Si me dices ven, lo dejo todo

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.