Pues ya están aquí. Con la llegada del mes de Julio las esperadas rebajas están por todas partes. Esperadas por los consumidores y esperadas, también, por los comerciantes.

Llegan este año, además, cargadas de buenas previsiones: sube la estimación de lo que gastarán los españoles de 72 a 76 euros por persona, un 5% más que el año pasado, que a su vez ya era mayor que el año anterior.

El comercio textil, protagonista por excelencia de las rebajas, prevé facturar 2.700 millones de euros durante la campaña de verano, el 3,5 % más que hace un año aplicando, para ello, unos descuentos que oscilarán entre el 30 y el 50%.

Con la llegada de las rebajas se multiplican, a su vez, recomendaciones, consejos y recordatorios de las leyes en vigor, para “que no nos estafen en rebajas”, alegando que lo que se rebaja es el precio y no la calidad  ni el servicio.

Cabe recordar, en este punto, que en para empezar, las rebajas son voluntarias. La ley permite que se apliquen estos descuentos a los precios marcados el resto del año, pero no obliga al establecimiento a aplicarlos. Es, por tanto, una opción. El establecimiento, voluntariamente decide rebajar los precios para intentar que el aumento de las ventas compense la disminución del margen que le supone esa rebaja. En algunos casos les compensará y en otros, simplemente cubrirán los gastos con el aumento de ingresos, pero sin que les produzca un retorno mayor que el movimiento de la mercancía de sus establecimientos.

Por otra parte, los pequeños empresarios y propietarios de establecimientos han cambiado mucho en los últimos años, se han profesionalizado y están al cabo de la calle de lo que pueden y no pueden hacer. Es más, saben a la perfección que si quiebran la confianza con un cliente nunca más la volverán a recuperar.

No se arriesgarán a supuestos engaños sobre los que nos previenen desde infinidad de páginas y noticiarios, no pondrán en juego su reputación por utilizar prendas o artículos pasados de moda o traídos expresamente para las rebajas ni pretenderán rebajar ni un ápice nuestros derechos como consumidores.

Eso podrá haber formado parte del pasado, pero hoy en día, con la socialización de las compras, el acceso a la información, la formación y profesionalización de los pequeños empresarios esas prácticas han quedado completamente desterradas y forman parte de un falso mito urbano que lo único que consigue es perjudicar a quienes, con un ingente esfuerzo y dedicación, intentan sacar adelante su pequeño negocio.

Así que, adelante #fun4Shoppers!! Las rebajas ya están aquí y nuestros comercios nos esperan con sus puertas abiertas deseando recibirnos, deseando enseñarnos lo que tienen para nosotros. Con, no os quepa la menor duda, los mismos productos, la misma calidad y su inigualable servicio y, eso sí, a precios aún más atractivos. Disfrutemos con el shopping!! Seamos verdaderos #fun4Shoppers estas rebajas!!

Buenos días #fun4Shoppers. Son las doce del mediodía y este ha sido nuestro #fun4Break en defensa de las rebajas de calidad y llenas de garantía. Las que nos ofrece el pequeño comercio.

#fun4DJ #fun4Break www.fun4shoppers.com

rebajas-1