El tamaño SI importa (hablamos de imágenes para tu web)

Ya hemos hablado en post anteriores de la importancia del diseño web y la usabilidad de cara a mejorar la experiencia de uso de nuestro sitio. También, en varias ocasiones, de la importancia de un buen trabajo de SEO natural y del marketing de contenidos. De la necesidad e tener nuestro sitio completamente adaptado a móviles y de las facilidades que un buen CMS nos ofrece a la hora de mantener viva nuestra web.

Todo ello influye, directamente, en que nuestro sitio no ya tenga éxito, pero que al menos tenga opciones a ser user friendly y posicione adecuadamente ante las búsquedas de nuestros potenciales clientes.

Sin embargo hay muchos otros factores que, aunque en ocasiones descuidamos, determinan tanto o más que los anteriores el que nuestro sitio tenga éxito o se convierta en una pared en la que rebotan todas las visitas.

Entre todos ellos, seguramente el más importante es la velocidad de carga. Si tenemos una web lenta, que tarda una eternidad en cargar, el visitante se irá antes incluso de haber visto nuestro espectacular diseño y el súper contenido que hemos creado y trabajado a nivel SEO. Simplemente se cansará de esperar y se irá. Así de sencillo.

Y esperar en internet es cuestión de segundos. Casi de décimas de segundo!. Según KISSmetrics el 40% de los visitantes de un sitio web lo abandonará si tarda más de 3 segundos en cargar. 3 segundos en cargar la página completa!.

Más aún. El 54% de esos visitantes comentarán con sus amigos y conocidos en redes sociales que nuestro sitio web es lento y ofrece una pobre experiencia de navegación, con la consiguiente pérdida potencial de visitantes futuros.

Debemos tener en cuenta que hay tres factores fundamentales que determinan la velocidad de nuestra web: el hosting (la velocidad del servidor en el que tenemos alojada nuestra web), la cantidad de datos necesarios para cargar la página y el tiempo que tarda el navegador en interpretar y renderizar esos datos.

De los tres, podemos actuar de manera sencilla en el segundo, en la cantidad de datos necesarios para la carga de la web, y en el tercero, aunque para este necesitaremos unos conocimientos técnicos un poco más avanzados para ser capaces de pulir el html, php, javascript y CSS de la página o directamente recurrir a un profesional.

Vamos, por lo tanto, a trabajar la cantidad de datos necesarios para la web (independientemente de la cantidad de código que necesite la web, que eso, como decimos, es cuestión más técnica).

El contenido de nuestra web será, por lo tanto, parte fundamental de la velocidad de carga de la misma. Y más hoy en día, en que las imágenes han conquistado las webs y son necesarias para causar un buen primer impacto visual.

Porque el texto, por mucho que pongamos y nos extendamos, ocupa una parte insignificante de los datos de una web en relación a las imágenes. Para hacernos una idea, en cualquier web media, las imágenes representan aproximadamente un 97% del peso total quedando el texto reducido a un insignificante 3% (texto y código, ojo).

Es evidente, por lo tanto, que trabajar adecuadamente las imágenes tendrá un impacto directo y determinante en la velocidad de carga de nuestra web.

Es muy frecuente encontrarte webs con fotos subidas directamente desde la cámara o el móvil sin ningún trabajo previo. Teniendo en cuenta que ese tipo de imágenes suelen pesar de 1,3 Mb para arriba, es un auténtico despropósito utilizarlas sin más. Estaremos, directamente, condenando nuestra web al fracaso.

Imágenes de 2, 3, 4 y hasta 12 Mb, que hemos visto la semana pasada (en una home, además!), campan a sus anchas por las webs de medio mundo!!

Como dato, la última web que hemos desarrollado (www.congresoenatic.com , por cierto, un evento de lo más apetecible) pesa, completa!!, 4,21 Mb. Eso incluye todo el código, los textos e imágenes de las dos versiones de la web (la de escritorio y la mobile!). Es decir pesa, entera, menos que muchas de las fotos que te encuentras a diario en muchas webs!.

Nunca deberíamos, salvo casos excepcionales, utilizar imágenes de más de 100Kb. No está justificado. Con herramientas tipo photoshop podemos reducir su peso de manera drástica sin apenas comprometer su calidad para ver en pantalla.

Una reducción de una imagen de 1,3 Mp a 48 Kb, perfectamente posible y sin que se perciba una pérdida apreciable de calidad y nitidez, supone una carga de página 48 veces más rápida.

Cualquier visitante notará la diferencia. Y no solo los visitantes, Google también lo hará y posicionará más arriba nuestra web.

Aunque estemos pensando, bueno yo uso WordPress y me adapta las imágenes automáticamente. Error. WordPress le dice al navegador que muestre una miniatura, pero la imagen se carga a tamaño completo. Es más, cuando subimos una imagen a WordPress no solo la carga en tamaño completo sino que genera 3 tamaños más (los tres que tiene predeterminados, con lo que aumenta aún más si cabe, su influencia en la velocidad de carga) .

Por lo tanto la optimización de las imágenes previa a cargarla en la web es vital de cara a la mejora de la velocidad de carga de la web y, por lo tanto, de la experiencia de uso de la misma.

En cuestiones de imágenes para las webs, el tamaño, sí importa!! Cuídalo, optimiza los medios de tu web, y verás cómo mejora, de manera exponencial, la velocidad de carga.

#fun4Dj #fun4Blog #fun4WebDesign

velocidad carga pagina web

Por |2016-10-12T20:24:59+00:00noviembre 25th, 2015|#fun4Break, Blog|1 comentario

About the autor:

#fun4DJ & CEO en fun4Shoppers || Digital Marketing - Social Media - Web Design - Events&Music - fun4CiberSecurity - Geek & Knowmad || En constante aprendizaje en un mundo en el que lo que hoy vale, mañana está obsoleto - Huyo de los jetas, de los vendedores de humo y de quienes pretenden aparentar - Si necesitas algo de mí, tan solo pídemelo - Creo en las personas - Always searching #PureLife - Si me dices ven, lo dejo todo

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.