Decir que el marketing digital está sustituyendo al marketing tradicional en la mayoría de empresas del mundo puede no resultar una novedad. Es un hecho constatado. Hasta el punto de que más de la mitad de los ejecutivos de marketing tienen previsto invertir un mayor porcentaje de sus recursos en la publicidad digital frente a la tradicional, de acuerdo con un reciente estudio de ThinkVine.

Como esta información seguro que no es nueva para nosotros, estaremos ya dedicando una parte importante de nuestros presupuestos al marketing digital. Pero, lo estamos haciendo bien? Estamos descuidando algún aspecto? Es posible que, sin darnos realmente cuenta, estemos desaprovechando el potencial de nuestras campañas si no estamos implementando, como deberíamos, alguna de las siguientes cuestiones

Asimilar la publicidad digital a la tradicional

En Internet, el usuario tiene el control de su navegación por la Web, al contrario que en otros canales, en los que se centra la publicidad tradicional. Ver la televisión o escuchar la radio son actividades mucho más pasivas en relación a la actitud del usuario y, por ello, la publicidad que mostramos en ellos debería ser radicalmente distinta a la utilizada en la web.

Los usuarios de internet buscan información o productos específicos. Una campaña de marketing digital deberá ser capaz de darle al usuario algo significativo y valioso para él que le anime a interactuar con nosotros como anunciantes.

Sobrecargar de opciones

El contenido es vital para un potencial cliente que nos busca en la red. Sin embargo, saturar nuestra página o el anuncio en sí, con imágenes, videos, información, texto… hace que el usuario no se detenga realmente en lo que queremos destacar, perdiéndose entre tanta opción. Anuncios breves, bien diseñados, con gusto y con una simple llamada a la acción. Cuantas más opciones ofrezcamos al margen de nuestro objetivo principal de conversión, menor será esta.

No tener en cuenta a nuestros clientes

Al igual que con el marketing tradicional, es fundamental saber quiénes nuestros clientes y cómo se involucran con nuestros productos o servicios antes de desarrollar nuestra estrategia de marketing digital. De lo contrario, estaremos perdiendo dinero lanzando mensajes que no resuelven los problemas reales de clientes reales.

Adaptar nuestras acciones de marketing digital para anticipar y satisfacer las necesidades reales de nuestros clientes generará más clientes potenciales y, en consecuencia, más ventas.

Primar cantidad sobre calidad

En el marketing digital, la calidad del tráfico de nuestro sitio web es tan importante, si no más, que el volumen. Debemos pensar si estamos llegando realmente a nuestro público objetivo si basamos nuestra estrategia en la compra de anuncios. De nada nos servirá pagar por posicionar y generar tráfico si el público al que le llega no es nuestro público objetivo. Es lo mismo que comprar 10000 seguidores en Twitter por 10€.

Deberemos evaluar, además, si nuestros mensajes de marketing son, a la vez, relevantes y convincentes para ese público. Nuestra capacidad de alcanzar los sus objetivos de conversión depende de ello.

Olvidarse del móvil

El tráfico móvil ha pasado del 0,9% en 2009 al 31,3% de finales de 2014, multiplicando su importancia por 30. No tener adaptada adecuadamente nuestra estrategia para los dispositivos móviles supondrá que estaremos despreciando nada menos que un tercio de nuestros potenciales clientes.

Diseños responsive y campañas específicas para dispositivos, con las necesarias adaptaciones en función del tamaño de pantalla, nos darán no solo resultados inmediatos sino que también mejorará nuestro posicionamiento en buscadores.

El resumen de todo ello y la premisa que nunca deberemos perder de vista, es que en el marketing digital siempre se deben tener en cuenta las necesidades y el comportamiento de los usuarios de la red. De lo contrario, el resultado final será cometer errores que no costarán tiempo, dinero, y la oportunidad de alcanzar nuestros objetivos digitales.

Buenos días #funShoppers. Arrancamos la semana repasando posibles errores que podemos estar cometiendo en nuestro plan de marketing digital. Un análisis en profundidad de lo que estamos haciendo hará que podamos corregir desviaciones e implementar las mejoras que nos lleven de nuevo al camino del éxito

#fun4DJ #fun4Break #fun4Marketing

Digital-Marketing