Errores en tu web que pueden destrozar tu branding

Nuestro sitio web es la mejor tarjeta de visita que podemos tener. Es nuestra casa digital y el reflejo de lo que somos, de nuestros valores y nuestras aptitudes. Es por ello que debe ser creíble. Debe dar la suficiente confianza a los potenciales compradores que nos visiten como para que den un paso más y se conviertan en clientes.

La credibilidad y confianza que inspire un sitio web y, por tanto, nuestra marca, es, sin duda, un aspecto subjetivo. No es menos cierto, sin embargo, que cuidando una serie de detalles podemos conseguir trasladar a los visitantes ese plus de verdad que estaban buscando y que puede ser decisivo a la hora de cerrar una venta con él.

Mal Diseño Web

Nos guste o no, la gente juzga el libro por su portada, el equipo de música por su exterior y el coche por la carrocería. Es lógico pensar que juzgarán nuestro sitio web por su diseño. Ese juicio lo van a realizar, además, de manera casi instantánea. Según los últimos estudios, menos de 2 décimas de segundo es lo que tardamos en formarnos esa primera impresión de un sitio web.

Los seres humanos estamos orientados estéticamente, y tendemos a confiar más en la gente guapa. Lo mismo ocurre con los sitios web: aquellos que son más atractivos transmiten una mayor sensación de confianza y profesionalidad a los visitantes.

Si quieres torpedear tu credibilidad no olvides llenar tu web de:

  • Banners parpadeantes
  • Colores estridentes
  • Animaciones y reproducciones automáticas
  • Pop ups que saltan por todas partes
  • Textos en Comic Sans seriff

Que nuestro sitio parezca un árbol de Navidad solo le gustaría a Hommer Simpson y, sinceramente, no creemos que sea el prototipo de cliente que nos gustaría tener. Nuestra web es nuestra mejor carta de presentación.

Falta de seguridad y/o confianza

No hay nada peor que visitar una web y comprobar que todo te chirría, que no hay avisos legales que identifiquen al titular (y si los hay están tan pésimamente redactados que asustan), que las políticas de privacidad y contratación (en su caso) sean ilegibles (o inexistentes) o que no encontremos ningún símbolo de confianza que nos lleve a dar el paso de hacer clic y contactar o comprar.

Textos legales Susana GonzalezEl cumplimiento estricto de lo que denominamos Legal Web Compliance es vital de cara a transmitir seriedad, legitimidad y confianza. En ese sentido, nuestra recomendación es acudir a un abogado digital que diseñará los textos a medida de nuestra web y conseguirá que, no sólo cumplamos la ley y evitemos sanciones, sino que proporcionará una imagen clara a los visitantes de que lo que se van a encontrar en nuestra web tiene garantía de confianza.
Si además capturamos datos sensibles, y desde luego si tenemos tienda online, un certificado SSL de encriptación de los datos es no solo recomendable sino obligatorio de cara a garantizar la tranquilidad de quien visita nuestra web y qué pasará con los datos que nos proporcione por los distintos medios de interacción.

Seguridad SSL fun4Shoppers

Mala gramática/ortografía, errores tipográficos

La atención al detalle, todos lo sabemos, importa. Y en temas ortográficos, aún más.

En redes sociales, el 42,5% de los encuestados por una agencia de comunicación londinense el pasado julio, confesaron sentir rechazo cuando ven publicaciones con errores ortográficos o gramaticales. Y las redes sociales no son, precisamente, el paradigma de la corrección ortográfico-gramatical, por desgracia.

En una web, la mala gramática está demostrado que reduce las ventas (al menos cuando el error es evidente y prominente). Además, y más a menudo parece, la mala redacción se va acumulando en el subconsciente del visitante y se traduce en una disminución de la confianza a medida que avanza en la lectura de los contenidos mal escritos de una web.

Exceso de superlativos y vaguedades

En la misma línea que el apartado anterior, una afirmación exagerando las bondades de nuestro producto/servicio puede ser difícil de creer.

No es suficiente con que digamos que somos expertos o que nuestro producto es el mejor del mercado. Si lo somos, debemos demostrarlo. De nada sirven afirmaciones vagas y calificativos superlativos sobre las bondades de nuestros servicios o productos si luego, a “poco que rascamos” se comprueban fallos, deficiencias y mal servicio.

Y si de verdad somos los mejores, o al menos, por encima de la media del sector, deberemos demostrarlo con datos concretos. Con cifras precisas en caso de utilizarlos, y no redondeados y con datos específicos antes que generalidades. Esto nos permitirá, además, posicionarnos como diferenciados frente a la competencia.

La falta de fotos o de información de contacto

Un visitante de nuestra web tiene que saber que somos de verdad, que somos una empresa o un profesional real. Y para ello quiere verlo con sus propios ojos. Quiere ver personas reales, quiere vernos la cara, quién está detrás. Quiere conocer nuestro establecimiento u oficina, si lo tenemos.  Si no ofrecemos constancia real de quienes somos, cómo nos van a creer?

Lo más sencillo, en caso de no querer incluir un apartado de “quienes somos” en la que detallarlo, es tener un apartado de contacto “amigable”, en el que proporcionemos información de nuestro ámbito de actuación, donde estamos y medios de contacto tanto digitales como tradicionales. Y si tenemos un blog, datos de quien escribe incluyendo una pequeña bio y una fotografía.

Está demostrado que si vemos a una persona real, con nombre y apellidos y una fotografía de su rostro, la confianza aumenta de forma exponencial.

Problemas técnicos y de usabilidad

Debemos asegurarnos constantemente de que lo que tenemos online, funciona. Que no haya enlaces rotos, que el formulario de contacto  no da errores, que no hay CTA sin enlaces,… .

Cualquier error que un visitante pueda encontrar en nuestra web hará, en primer lugar que se desilusione con lo que su primera intención será abandonar la web, y, en segundo lugar, resquebrajará la confianza transmitida por nuestra marca.

Y remarcamos ese “constantemente” porque es un ejercicio que debe de ser continuo. Si no mostramos interés por nuestra propia web hasta que un cliente enfadado nos da el aviso, flaco favor nos estamos haciendo a nosotros mismos. De ahí la importancia de contar con un servicio de mantenimiento web que, por una pequeña cantidad mensual, nos garantice el buen funcionamiento de nuestro site en todo momento.

#fun4DJ #fun4Branding #fun4DigitalMarketing

Digital Branding

Por |2016-10-12T20:24:56+00:00marzo 2nd, 2016|Blog|No hay comentarios

About the autor:

#fun4DJ & CEO en fun4Shoppers || Digital Marketing - Social Media - Web Design - Events&Music - fun4CiberSecurity - Geek & Knowmad || En constante aprendizaje en un mundo en el que lo que hoy vale, mañana está obsoleto - Huyo de los jetas, de los vendedores de humo y de quienes pretenden aparentar - Si necesitas algo de mí, tan solo pídemelo - Creo en las personas - Always searching #PureLife - Si me dices ven, lo dejo todo

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.