Google está en permanente cambio. Como buena empresa tecnológica y adaptada a los tiempos (no solo adaptada sino que prácticamente es quien los dirige) está en constante evolución y, en ocasiones, revolución.

Uno de esos cambios, que ha ido introduciendo paulatinamente, puede no ser demasiado bueno para nosotros, propietarios de un establecimiento o una empresa que aspiramos a posicionarnos bien en los resultados del buscador.

De un tiempo a esta parte a comenzado a ofrecer, en su primera página de resultados, cada vez más resultados patrocinados y provenientes de Google MyBusiness, con información (pagada) en el mapa. Y esto qué supone??. Pues sencillamente que prácticamente ninguno de los resultados que aparecen en la primera página de resultados son consecuencia del SEO de las páginas sino de “tirar de la cartera”.

Y qué significa esto para nuestro negocio? Tenemos que manifestarnos contra Google y/o exigir compensaciones por el esfuerzo (en tiempo y dinero) invertido en posicionarnos para que ahora no sirva?. O sí sirve?.

En primer lugar, debemos recordar que esto no es noticia. Google lleva tiempo moviéndose en esta dirección, aunque al ir haciéndolo paulatinamente nos hemos ido acostumbrando a ello. En el fondo es comprensible. Google es una empresa privada y quien fija las normas de uso de sus servicios. Lo que nos lleva a un segundo “punto caliente”: habrá, seguro, más cambios a futuro.

Google introdujo este cambio hace poco más de un año, uno más en su larga lista de pruebas y experimentos que afectan a la experiencia de búsqueda. No sabemos si Google va a seguir en esa línea, si la abandonará o si van a introducir algunos totalmente diferentes diseñados para aumentar los clics, ingresos, tasas de conversión, o todo lo anterior a la vez. Pero todo es posible. Debemos, por tanto, estar preparados.

Estamos ante una buena oportunidad para organizar nuestras estrategias y planificar nuestros planes de marketing de manera que, si bien sigamos dependiendo en cierta medida de lo que haga Google y su buscador, no nos afecte hasta el punto de causarnos pérdidas importantes.

  • Segmentar a nuestros mejores clientes y determinar los canales de generación de tráfico e ingresos de nuestro negocio es vital de cara a saber el camino que debemos tomar y trabajar en el desarrollo de modelos de atribución eficaces a cada uno de los canales
  • Seguir trabajando la construcción y mejora continua de nuestra lista de correo. El correo electrónico está lejos de estar muerto y se mantiene como una importante herramienta de cara a comunicarnos con nuestros clientes. Las newsletters son, sin duda, nuestras aliadas perfectas.
  • Continuar con la creación de contenido útil para sus clientes. Un gran contenido, útil y orientado a las necesidades de nuestros clientes, atraerá siempre tráfico, interacciones en las redes sociales y generará leads hacia nuestro sitio web. Y esto es así, porque con un contenido adaptado a sus necesidades estamos ayudando a nuestros clientes a resolver sus problemas.

Conclusión

Sí, hay una posibilidad real de que Google siga por el mismo camino y continúe retrasando los resultados de búsqueda orgánica en pro del posicionamiento pagado. No debemos descartarlo. Tenemos, ante este escenario, dos posibilidades: protestar, quejarnos y lamentarnos por estos cambios, echarle la culpa a la unilateralidad de sus decisiones y reclamar en el desierto que “vuelva a lo de siempre” o ponernos manos a la obra y pensar en cómo reducir la dependencia de nuestros resultados de negocio de Google.

Comencemos a buscar otras maneras de hacer crecer nuestro tráfico y la conversión. Ya había marketing (y funcionaba a las mil maravillas) antes de Google y lo seguirá habiendo si llega algún día en que no esté (aunque esto pueda parecer, hoy por hoy, un imposible).

#fun4DJ #fun4Break #fun4Marketing

marketing seo busquedas organicas