Es evidente que cada quién utiliza las redes sociales a su antojo. Vienen sin manual de Instrucciones (aunque sería lo mismo; nadie los lee) con lo que cada uno publica lo que cree conveniente. Como consecuencia de ello vemos comportamientos que, lejos de resultar atractivos y sugerentes para los seguidores, producen rechazo.

Repasemos algunas de las razones por las podría llegar a odiarte a ti, querdo “amigo” en Facebook (aunque hablemos de Facebook, es igualmente válida su extensión a cualquier otra red social)

Tu matrimonio y tus hijos son perfecto

Si, ya sé que tienes el mejor marido (o mujer) del mundo mundial, que todo lo hace bien y está pendiente de todo. Y que tus hijos son impecables, impolutos y nunca hacen nada mal. Ni siquiera se manchan al comer chocolate!!. Y si lo hacen, lo hacen de una manera tan adorable que son comestibles…

Por favor!. No estoy comprando tu vida, no hace falta que me la vendas.

De hecho, todo acerca de tu vida es perfecta

De verdad crees que nos convence que tooooda tu vida sea perfecta y maravillosa?

La vida es lo que sucede cuando hacemos planes, se desbaratan, hay subidas, bajadas, momentos alegres, tristes, locos, divertidos o aburridos. Te regala momentos perfectos de vez en cuando, pero también te machaca y te pone en tu sitio. Y es así para todos. Fingir otra cosa es tratar de engañar a la gente. Seamos naturales. Las poses, para las revistas de moda.

Eres “compartidor” compulsivo

Es claro que la razón de ser y el éxito del Social Media es compartir. Pero de verdad que no me hace falta saber dónde estás comiendo cada día o dónde compas la leche!!: De verdad, yo también la compro y, salvo que hayas encontrado una súper oferta irresistible, me importa realmente poco donde compres tú la tuya.

Eres la primera (y única persona en el mundo) que tiene hijos (o nietos!)

Si veo a tus hijos (en las redes) más que yo a los míos en la vida real, tenemos un problema!. Sí, lo sé, tu bebé es el más guapo del universo y quien hace las monerías más divertidas. Lo sé porque el mío también era así. Y sí, tus niños son adorables, pero no necesito verlos cuatro veces cada día.

Al margen de las connotaciones sobre su privacidad y derecho a la intimidad que te saltas a la torera cada vez que publicas una foto suya.

Tu muro es un panfleto político

Que no te parezca mal, pero yo ya tengo mi opción política definida. Es más, normalmente, tanto la política como la religión son creencias, no opiniones y no son susceptibles, por tanto, de ser discutidos.

Así que no me vas a convencer por mucho que llenes tu muro de consignas, alegatos y otras barbaridades que, si son de mí mismo signo político ya me saturan…, así que imagínate el efecto que consigues si son opuestas  lo que yo pienso.

Solo sabes criticar

Al hilo de tu “frustrada vocación política” que manifiestas constantemente, no dejas de criticar. A diestro y siniestro. Tu muro es una continua sucesión de reproches, críticas y presuntas noticias (muchas sin contrastar o con información sesgada) negativas.

Obviamente la crítica es libre y hacerla pública puede hacer que ayude a más gente a conocer hechos graves. Pero no hace falta que te erijas el salvador de nuestra sociedad. Gracias.

Escribes con faltas de ortografía

Por favor!!! La época de los sms ya ha pasado. Facebook, por si no te habías dado cuenta, no pone limitación de espacio en las publicaciones. Y es gratis, además!! No te van a cobrar más por poner más caracteres!. Te lo juro!

Así ke no ase falta k m ables asi. No-lo-so-por-to!

Y un poquito de cuidado con las b, las v, las h y demás, por favor! (sí, esas cosas que se llaman tildes y signos de puntuación…).

Todo lo anterior no es más que, de un modo pretendidamente sarcástico al menos, un pequeño resumen de comportamientos habituales en Facebook que, lejos de favorecer la interacción y el engagement que se buscan en las redes, lo que provocan es rechazo. Rechazo profundo que puede llegar, si no al odio, si a ese punto tan aparentemente indeseable por cualquiera, como puede ser que “te eliminen como amigo”.

Y si bien este es un hecho que, a pesar de ese pánico generalizado a que suceda, es perfectamente normal (e incluso deseable) entre personas, es lo último que deseamos cuando la cuenta que estamos utilizando es de tipo profesional o empresarial.

#fun4DJ #fun4Break #fun4SocialMediafun4break facebook