Obsolescencia programada, ese gran engaño

“No es que tu ordenador sea más lento; es que tú cada vez eres más rápido”

La obsolescencia programada es, sin lugar a dudas, uno de los mayores engaños paridos por la industria tecnológica para seguir aumentando año tras año sus cifras de facturación mientras nosotros, pobres consumidores, seguimos a su rueda deseando estar permanentemente actualizados y a la última.

Está, no cabe duda, muy bien estudiada (la obsolescencia). Parte, como premisa fundamental, de uno de nuestros mayores defectos: la vanidad. El ser humano, en su mayor parte, “se muere” por estar a la última, por tener el último grito en tecnología (o en moda, o en coches, o en música, vaya). Por tener más que el vecino y/o porque nos vean que, estando a la última, somos “lo más de lo más”.

Y para conseguirlo, somos capaces de creernos que lo que hace un año valía (y en muchos casos menos) ahora ya no sirve, está desfasado y debo cambiarlo. Es más, no puedo seguir con lo que tenía hace un tiempo (aunque siga cumpliendo su función) porque me mirarán mal, seré el hazmerreir de las reuniones de amigos, en el trabajo o incluso por la calle.

El problema es que se está llegando a unos extremos que, arados a reflexionar sobre ello en frío, son estremecedores.

Cojamos, por ejemplo, el mundo de la telefonía móvil. Los benditos smartphones. No tengo las cifras exactas, pero me atrevería a decir que más de un 90% de los usuarios de este tipo de teléfono, se limitan a utilizarlos para enviar whatsapp, navegar un poco (fundamentalmente en youtube), estar en contacto a través de las redes sociales y, en algún caso, utilizar el correo electrónico (cada vez menos, desafortunadamente, en favor de aplicaciones de mensajería). De vez en cuando alguien hace alguna llamada, pero vaya, son los menos.

Pues bien, para eso, cualquier teléfono vale (del tipo que sea, no voy a entrar ahora en disquisiciones entre sistemas operativos de móviles –discusión que dejaré para otro post-). Repito, cualquier teléfono tipo smartphone cumple ese cometido a la perfección.

Pero las marcas (Apple a la cabeza como máximo exponente de la obsolescencia programada) ya nos han acostumbrado a que cada 10-12 meses sacan un modelo nuevo que hace obsoleto al anterior. Independientemente de que este siga cumpliendo perfectamente su función y se adapte a lo que necesitamos, crean en nosotros la necesidad (hasta llegar a la ansiedad en algunos casos, y hay estudios sobre ello) de tener que actualizarnos irremediablemente.

Y de ahí la carrera tecnológica sin sentido a la que se está llegando en este mundo hoy en día en el que tenemos en el bolsillo ordenadores que duplican o triplican en potencia a cualquier ordenador que utilicemos habitualmente la mayoría den nosotros. Un verdadero sinsentido!

Pero somos así. Vanidosos. Las compañías lo saben y lo explotan al máximo. Y nos hacen creer que nuestros dispositivos son obsoletos (cuando son verdaderas maravillas con mucho recorrido aún por explotar) para caer en la trampa y seguir vendiendo.

Buenos días #fun4Shoppers!!. Son las doce del mediodía y este ha sido el #fun4Break de hoy, martes. Ya metidos de lleno en Diciembre y con el final de año a la vuelta de la esquina.

#fun4DJ #fun4Break www.fun4shoppers.es

 iDiots

Por |2016-10-12T20:25:57+00:00diciembre 10th, 2013|#fun4Break, Blog|No hay comentarios

About the autor:

#fun4DJ & CEO en fun4Shoppers || Digital Marketing - Social Media - Web Design - Events&Music - fun4CiberSecurity - Geek & Knowmad || En constante aprendizaje en un mundo en el que lo que hoy vale, mañana está obsoleto - Huyo de los jetas, de los vendedores de humo y de quienes pretenden aparentar - Si necesitas algo de mí, tan solo pídemelo - Creo en las personas - Always searching #PureLife - Si me dices ven, lo dejo todo

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.