Optimiza el SEO de tu blog. Cuida los metadatos

Escribir un post no solo es sentarse delante del teclado, buscar la inspiración necesaria y completar una entrada que cumpla los parámetros de calidad y longitud que precisa nuestro blog. Hay mucho más trabajo detrás si queremos, como es lógico, que nuestros post sean encontrados en buscadores, se compartan y lleguen a la mayor cantidad de gente posible.

En este sentido, habitualmente se ignoran una serie de elementos que pueden marcar la diferencia entre que un post triunfe o se quede en el más triste de los olvidos: los metadatos.

Básicamente los metadatos son trozos de información que, embebidos en el propio post, ayudan a los lectores a encontrar nuestras publicaciones. Puede que no aparezcan directamente (a la vista) en las entradas, pero sirven para que los buscadores puedan localizarlos y sean compartidos en las redes sociales.

Seguramente, cualquiera que escriba en un blog sabe lo que son las etiquetas y las utiliza en sus entradas. Las etiquetas sirven para clasificar el contenido de nuestros post y permite que las búsquedas sean más específicas y, por tanto, más eficaces. Las etiquetas o dejan de ser metadatos añadidos al propio post para mejorar su visibilidad y clasificación.

Existen, sin embargo, muchos otros metadatos más que debemos cuidar para mejorar en lo posible la visualización de nuestras entradas.

Título y Descripción

Podemos titular nuestros post como queramos, evidentemente, pero en los resultados de los buscadores solo aparecen los primeros 70 caracteres. Es evidente, por tanto, que cualquier título que supere esa cifra quedará completamente desvirtuado cuando aparezca en los buscadores, no aportando ningún tipo de información.

Además del título, a cada entrada le podemos incorporar una pequeña descripción (de hecho se llama meta descripción)  en la que extensión es algo mayor: 156 caracteres. Deberemos aprovechar al máximo esa posibilidad pues este resumen es el snippet que se muestra debajo del título a modo de resumen en los resultados de los buscadores. Deberemos esforzarnos en plasmar, en esa longitud, el contenido del post de manera que sea lo suficientemente atractivo a quien lo vea en sus búsquedas.

Y no solo en buscadores, Facebook, por ejemplo, o Linkedin, capturan al introducir el link a cada post, la imagen, el título y la metadescripción. Por lo tanto, si los descuidamos estaremos, directamente, escribiendo para nadie pues no resultarán atractivos a quienes los puedan ver en esas redes sociales.

Biografía del autor

Como rey de los buscadores y objeto de deseo de cualquiera que esté en internet, Google premia, de alguna manera, el contenido de los autores que son considerados fuentes confiables frente a aquellos que no lo son. Para ello, al margen de un contenido de calidad, un incentivo visible y fresco a la hora de lograr captar visitas es “demostrar” que tienes nombre, una pequeña bio y una imagen que acompañe a la entrada en las páginas de resultados de los buscadores.

Antes de que nos podáis achacar que no predicamos con el ejemplo, os invitamos a echar un vistazo al final de esta entrada.;-)

Metadatos de imagen

Las imágenes, además de añadir interés visual a nuestro blog y dotarlo de cierto atractivo estético, también son una oportunidad de añadir más información que facilite aparecer en los resultados de búsqueda. Porque, lógicamente, los buscadores no ven las imágenes. Por mucho que nos empeñemos en buscar una imagen adecuada con el post que estamos escribiendo y que represente a la perfección lo que decimos, si la llamamos, por ejemplo, img_332 a Google no le aportará ninguna información relativa al post.

No sólo el título. Hay varios campos que debemos cuidar y cumplimentar con información que ayude la indexación de nuestro blog por los motores de búsqueda:

 

  • Título de imagen – Es el nombre que se le da a la imagen. Recordemos, Google te posicionará distinto si lee un título como “mejora el posicionamiento con los metadatos” que si titulamos img_332.
  • Texto alternativo (alt) – Es el texto que se muestra cuando pasamos el cursor por encima de una imagen. También se muestra cuando la imagen no se carga correctamente y Google (y el resto de buscadores) también las lee.
  • Leyenda o caption – Es el pie de la imagen. Por lo general aparece debajo de la imagen (si está así configurado nuestro blog) y proporciona información y contexto adicional.
  • Descripción – A diferencia del título no aparece en el post en sí, pero sí cuando un usuario hace clic en la imagen y le lleva a una página donde se puede ver la imagen y su descripción.

Los metadatos deben ser cuidados y estudiados como cualquier otra palabra del blog. Utilizar para ellos las palabras clave con las que queramos posicionar cada entrada ayudará a mejorar el posicionamiento SEO de cada entrada y, por tanto, del blog.

#fun4DJ #fun4Break #fun4SEO

Seo optimization

Por |2016-10-12T20:25:03+00:00abril 14th, 2015|#fun4Break, Blog|1 comentario

About the autor:

#fun4DJ & CEO en fun4Shoppers || Digital Marketing - Social Media - Web Design - Events&Music - fun4CiberSecurity - Geek & Knowmad || En constante aprendizaje en un mundo en el que lo que hoy vale, mañana está obsoleto - Huyo de los jetas, de los vendedores de humo y de quienes pretenden aparentar - Si necesitas algo de mí, tan solo pídemelo - Creo en las personas - Always searching #PureLife - Si me dices ven, lo dejo todo

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.