Usando Twitter a nivel empresarial o profesional

Seguramente muchos de los lectores de este blog utilizamos Twitter. No en vano es una de las redes que más ha crecido en los últimos años, manteniendo una segunda posición consolidada detrás del todopoderoso Facebook. A pesar de las dudas que hayamos podido tener en el inicio, fundamentalmente por un funcionamiento un tanto peculiar que, de mano, impone un poco, seguramente estemos en un nivel de uso no ya avanzado, pero sí al menos superada la fase de principiante.

Dado que se trata de una excelente herramienta para generar engagement y, por tanto, negocio, en entornos empresariales, por la facilidad de contactar con futuros clientes, es necesario hacer una serie de consideraciones si nos decidimos a dar el salto de utilizarla como parte de nuestra estrategia digital.

Revisa tu perfil

Mientras hemos estado utilizando Twitter a nivel personal, es muy posible que no hayamos dedicado demasiado tiempo a pensar en la importancia de nuestro perfil público. Normalmente en las cuentas personales se suele poner, en primer lugar, una foto desenfadada o graciosa sobre un fondo más o menos festivo o que nos provoca algún tipo de motivación. La  descripción, en muchas ocasiones, no define en absoluto al propietario de la cuenta ni aporta nada que nos pueda orientar sobre quién está detrás de esos tuits.

Sin embargo, a nivel empresarial/profesional deberemos ser más cuidadosos en su diseño, pues es la primera información que un visitante va a tener de nosotros y puede decidir, de manera drástica, la imagen que se formen de nosotros. Aunque hay limitaciones de caracteres (obviamente, es Twitter), podemos transmitir mucha información en ese pequeño espacio. El uso de frases en lugar de oraciones completas ayuda a maximizar el espacio limitado y hace, además, que nos puedan encontrar más fácilmente (“abogado penalista” o “taller eléctrico” funcionará siempre mucho mejor que “profesional del derecho especializado en temas penales” o “si tu coche no arranca, ven a vernos”).

Es fundamental incluir nuestra localización exacta (si queremos que nos encuentren, decir que estamos “en el mundo” o “en la luna”, no facilita demasiado las cosas) y, por supuesto, el enlace a nuestro sitio web.

Buscar hashtags específicos de nuestro sector

Aunque en las cuentas personales suelen servir a modo de pincelada gracias, en el mundo empresarial tiene  una potencia inmensa. En primera instancia nos va a servir para pulsar cómo está nuestro sector, cuáles son los temas del momento y cuales las preocupaciones y opiniones de nuestros potenciales clientes. De esta manera podremos ir pensando en cómo enfocar el carácter profesional de nuestra cuenta y analizar sobre qué temas debemos preocuparnos.

Comparte contenido relevante

Una vez que tenemos un perfil completo y conocemos los intereses reales de nuestro público objetivo, debemos comenzar a compartir contenido relevante. Utilizar la red simplemente como un escaparate virtual en el que solo mostramos y publicitamos nuestros productos y servicios es un error que no debemos cometer. Cansaremos a nuestros seguidores y no lograremos el engagement necesario para captar su interés.

Obviamente podemos hacerlo, para eso es nuestra cuenta, pero de un modo no exclusivo y simultaneándolo con publicaciones relevantes para nuestros clientes, tanto de contenido propio como de otros.

InteracciON

Es la clave de la red. Sin ella no existiría. Twitter es un lugar para compartir contenido y conversar sobre él. Interactuar es la base para construir una cuenta potente y con engagement. No solo con nuestros potenciales clientes sino con otras empresas y establecimientos. De nuestro sector o no. Si nos centramos exclusivamente en un sector muy concreto daremos apariencia de exclusión a los demás y estaremos limitando las posibilidades de crecer.

Ser interactivos a la hora de conversar y compartir y agradecidos cuando nos citen o compartan nuestra información demostrará que no estamos solamente para promocionarnos (que también) sino para explotar el carácter social de la red.

Naturalidad

El tipo y tono del lenguaje que utilicemos es fundamental en Twitter y más a nivel empresarial/profesional. Si llenamos nuestro timeline de lenguaje técnico y palabras ininteligibles, al alcance únicamente de expertos en la materia, estaremos limitando el alcance de nuestras publicaciones.

En un mundo interconectado nunca sabes dónde puede acabar una publicación o quién se puede convertir en el revulsivo que tu marca necesita. Utilizar un lenguaje cercano y “en el mismo canal” que nuestros potenciales clientes ayudará a generar confianza en nuestra marca y a hacerla más cercana. Sin olvidar nunca que estamos en una cuenta profesional en la que deberían estar prohibidas determinadas expresiones, comentarios y creencias.

Tanto en Twitter a modo personal como como en cualquier otra actuación que tengamos en internet debemos ser cuidadosos con lo que publicamos y como lo publicamos. Con más razón, si hacemos un uso profesional o empresarial de la red, deberemos extremar esos cuidados.

Lo que dices te define (Susana González dixit) y lo que tuiteas, también.

#fun4DJ #fun4Break #fun4SocialMedia

Uso profesional de Twitter

Por |2016-10-12T20:25:17+00:00diciembre 5th, 2014|#fun4Break, Blog|No hay comentarios

About the autor:

#fun4DJ & CEO en fun4Shoppers || Digital Marketing - Social Media - Web Design - Events&Music - fun4CiberSecurity - Geek & Knowmad || En constante aprendizaje en un mundo en el que lo que hoy vale, mañana está obsoleto - Huyo de los jetas, de los vendedores de humo y de quienes pretenden aparentar - Si necesitas algo de mí, tan solo pídemelo - Creo en las personas - Always searching #PureLife - Si me dices ven, lo dejo todo

Deje su comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.